El pasado 14 de julio, Kevin Cataño, un pequeño de 10 años de edad, fue mordido en su pierna por una araña violinista, mientras dormía en su casa, junto con sus padres, en el municipio de Acaponeta, Nayarit.

Al parecer los padres no notaron lo que sucedió, sino que fue hasta que acudieron al médico que determinaron una lesión traumatológica, y tras los estudios se confirmó que era consecuencia del veneno de este insecto; desafortunadamente el antídoto no se encontraba disponible en el estado, por lo que se tuvo que pedir ayuda a la Cofepris para llevarla a Tepic vía aérea.

A pesar de esto, Aurelio Carrillo, director de los Servicios de Salud de Nayarit, informó que debido a que el pequeño presenta una fuerte destrucción vascular en la pierna, tendrán que amputarla y únicamente esperan la autorización de los padres.

Hasta el momento, el niño se encuentra entubado y sedado, ya que así lo establecen los protocolos e informaron que no ha presentado daño renal.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here