Diane Chung, es una mujer que demandó a Samsung, ante un juzgado de Nueva York, debido a que su Galaxy Note 9 explotó en su bolso.

De acuerdo con la demandante, su teléfono comenzó a calentarse mucho, por lo que decidió guardarlo en su bolsa, minutos después, el móvil hizo un ruido extraño y empezó a sacar humo.

La mujer no tuvo más opción que vaciar su bolsa en el ascensor, pero esto no sirvió de nada ya que la batería era consumida por el fuego, hasta que uno de los pasajeros del elevador lo tomó con un trapo y lo echó a un balde con agua.

Recordemos que cuando salió al mercado este nuevo modelo de Samsung, DJ Koh, presidente de la compañía, aseguró que la batería era la más segura que tenían hasta la fecha.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here