Edelmiro Pérez Rodríguez, director del Hospital Universitario, dio a conocer que el aficionado de Tigres que fue agredido por un grupo de Rayados salió de cuidados intensivos.

Identificado como Rodolfo Palomo Gámez, el joven de 21 años fue agredido previo al Clásico Regio y sufrió varias secuelas neurológicas por heridas con botellas de vidrio y cuchillos.

“Está en un cuarto, tiene algunas secuelas neurológicas; hay que esperar qué tanta mejora (tiene), después entrar (a la etapa de) rehabilitación y eso nos dará su evolución”, indicó Pérez.

Por el momento, el joven sigue alimentándose a través de una sonda y su recuperación total podría tardar de 6 meses a un año.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here