El presentador Mauricio Clark viajó a Tierra Santa para marcar un antes y un después en su vida, queriéndose deslindar defintivamente del pasado, el hombre se bautizó en las aguas del Río Jordán.

Situación que publicó en su cuenta personal de Instagram con la siguiente captura:

“Haber renovado las Promesas Bautismales en el Río Jordán ha sido una de las experiencias más hermosas que he vivido.
Renuncié a mi pasado y lo que he recibido en el corazón no lo cambio por nada. #riojordan #tierrasanta #holyland”

Pero esto no es cualquier bautizo o solo un cierre de capítulo, ya que Clark desde hace unos meses hizo unas polémicas declaraciones en torno a las terapias de conversión. Todo sucedió cuando el hombre pudo sobrevivir a su adicción a las drogas y buscó llevar una vida más “apegada de Dios”.

Situación que lo hizo convertirse al cristianismo, para posteriormente declarar que renunciaba a ser homosexual y también volverse un vocero de este tipo de “terapias”, las cuales están a nada de ser prohibidas en varios países del mundo junto con México, ya que carecen de sustento científico y generan graves daños en la mente y emociones de las personas. Sin duda, un tema muy delicado, por eso el bautizo de esta figura pública es un tema de controversia e imposible no asociarlo con todo sus anteriores declaraciones que repercuten directamente en la comunidad LGTBI+.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here