El atacante se acercó a la casa del Arzobispo Emérito con el pretexto de dejar un paquete, él mensajero estaba vestido de militar y fue así como se aproximó a la puerta custodiada por varios elementos de seguridad.

El escolta que abrió la puerta para recibir el paquete, pertenecía a la Policía Bancaria Industrial y murió al recibir tres disparos en el pecho.

Aunque al interior de la casa se encontraba el cardenal en ese momento, el atacante que aún no ha sido identificado, no intentó entrar al hogar de Norberto Rivera.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here