En Luton, Inglaterra, una mujer perdió la vista por unas horas, después de que le coloran unas pestañas postizas ¡con pegamento para uñas!

De acuerdo a lo que contó Megan Rixson en redes sociales, ella asistió a una estética para que le aplicaran las populares extensiones de pestañas, pero en vez de usar el producto normal para pegarlas, utilizaron pegamento para uñas, lo cual, rápidamente, le dañó los párpados.

Rixson se quejó con la mujer que la atendía, asegurando que le dolía y veía puntos blancos, a lo que la chica le dijo que era “normal”, que no se preocupara.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here