El pasado 2 de octubre desapareció el periodista saudí Jamal Khashoggi en el consulado saudí en Estambul.

Según un audio que publicó la cadena de televisión qatarí Al Jazeera, las ultimas palabras del periodista, aparentemente asesinado por agentes saudíes, fueron: “Me ahogo, quítame esta bolsa de la cabeza. Soy claustrofóbico”.

El jefe de investigación del diario turco Daily Sabah, Nazif Karaman, fue quien reveló que la bolsa de plástico en la cabeza de Jamal, fue lo que le causó la muerte.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, aseguró que el asesino se encuentra en el grupo de 15 personas que llegaron a Turquía un día antes de su muerte, ya que, al menos cuatro de ellos, formaban parte del comando enviado por Riad para asesinarlo y eran miembros del personal de seguridad del príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman.

Según Al Jazeera, se aplicó un plástico en el suelo para torturar al periodista y desmembrarlo durante 15 minutos. Esta acción fue comandada por Salá al Tubaigi, jefe del Consejo Científico de Forenses saudí.

Nazif aseguró que pronto publicará fotografías y un video de cómo los saudíes torturaron a Khashoggi,

Se teme que el cuerpo haya sido disuelto en ácido, ya que las autoridades turcas se encuentran buscando algunas pistas y han encontrado esta sustancia.

Por este incidente, Arabia Saudita, ha detenido a 18 implicados y destituido a cinco altos mandos.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here