Todos conocemos a un ‘Grinch’, esas personas que odian la Navidad y esta época del año en general, pero ¡hay niveles señores!

Y lo decimos porque todos podemos aguantar una o dos quejas, es más que no le entren al intercambio, pero de eso a que se pongan a gritar afuera de una iglesia que Santa no existe ya no es válido, y así lo comprobó Aaron Urbaniski, quien, junto con dos personas más, reclamaban a varios padres de familia por enseñarles a sus hijos a creer en el ‘falso Santa Claus’.

Ante esto, la policía de Dallas, Texas, tuvo que detener a estos individuos por ingresar ilegalmente al lugar y por alterar el orden.

Esperamos que tras esto, todos aquellos que quieran dañar el espíritu navideño lo piensen dos veces.

Quédate pendiente, ya que nosotros te mantendremos al tanto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here