México, 30 Dic (Notimex).- Las lágrimas artificiales son la mejor solución para el síndrome de ojo seco, el cual no tiene cura y tiene un origen multifactorial.

Medicamentos, aire acondicionado, uso de dispositivos electrónicos, enfermedades autoinmunes, alteraciones hormonales y algunas características del entorno ocular, son algunos de los factores que producen ojo seco.

Hay tres tipos principales de ojo seco: por deficiencia acuosa, por la disminución en la producción de lágrimas y seco evaporativo.

Si bien generalmente aparecen por primera vez en adultos mayores de 40 años y son más comunes en mujeres posmenopáusicas, los síntomas del ojo seco pueden ocurrir a cualquier edad.

El ojo seco también puede ser causado por enfermedades virales locales, sistémicas o trastornos inmunes, incluido el síndrome de Sjörgen.

Existen lágrimas artificiales que alivian los síntomas de los distintos tipos de ojo seco (evaporación o mala dcalidad de la lagrima), para una mejor cobertura y una protección más amplia.

Los síntomas son, por lo regular, sequedad, molestia en los ojos, enrojecimiento, sensibilidad a la luz, sensación de tener una basura y visión borrosa.

NTX/MPG/MSG

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here