Durante una transmisión oficial en el ayuntamiento de Acapulco, Guerrero, el gobernador del estado, Héctor Astudillo, apareció con bigote, nariz y orejas de gato, y no, no fue una máscara, sino un filtro al estilo de Snapchat.

Obviamente las decenas de personas… bueno en realidad fueron solo 11, que vieron este video no dejaron pasar el momento, lo replicaron uy sí, como todo en este país, se hizo viral.

Claramente esto no le cayó en gracia al ‘gober’, ni a las autoridades acapulqueñas, a cargo de Adela Román Ocampo, quienes pidieron una disculpa y terminaron por correr a la community manager, Iris Gómez, quien declaró, durante una entrevista para Azucena Uresti, que:
“Yo no hice la transmisión en vivo, me vinculan que quería hacer una grosería al gobernador. No hubo dolo, la relación con el estado y el ayuntamiento es buena, de trato amable y no fue para dañar la figura del gobernador”.

Además asegura que todo se trató de un pequeño error técnico, el cual le costó su chamba.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here