Después de los arranques de “locura” que hemos presenciado por parte del canta autor, como interrumpir a Taylor Swift en los MTVS, Kanye West fue diagnosticado con trastorno de bipolaridad en el 2017 después de haber cancelado su gira en el 2016 debido a sus problemas de salud mental.

El mismo declaró que había dejado el tratamiento a un lado para poder enfrentar en sobriedad los altibajos de su trastorno, tras esta acción se desataron los rumores respecto a su condición ya que cualquier arranque o “zafarrancho” el público opinaba que era resultado de la bipolaridad como cuando promulgó su apoyo a Trump o que pensaba que la esclavitud era una decisión.

Actualmente fue Kim quien de nuevo a funcionado como portavoz de su cónyuge comunicando a los medios que ella como esposa no le tocaba más que apoyarlo en sus desiciones dentro del camino de su enfermedad ya que los medicamentos no son opción para lidiar la condición de Kanye.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here