Sí, el mundo está loco loco…

Una revista especializada en medicina, dio a conocer que un hombre de 33 años se automedico de una manera bastante peculiar para calmar el dolor de espalda.

De acuerdo con lo que se ha dado a conocer, el paciente sufría de un dolor bastante fuerte, el cual se presentó después de levantar un objeto pesado, y después de esto se inyectó durante año y medio su propio semen.

Claramente, esto lo hizo sin ningún tipo de asesoría médica y con ayuda de una aguja comprada en Internet.

Y por si te lo estás preguntando, no, este peculiar remedio no funcionó.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here