Sabemos que varios jóvenes han perdido la vida mientras intentaban tomarse una selfie, de hecho, de acuerdo con una investigación entre 2011 y 2017 fueron 259 decesos los que ocurrieron por esta razón.

Y el pasado 14 de abril se dio a conocer un nuevo caso, se trata de Sydney Monfries, de 22 años, una estudiante de periodismo de la Universidad de Nueva York, que cayó desde el campanario de su escuela.

Al parecer todo ocurrió cuando esta chica subió junto con sus amigos por una tradición entre los alumnos que cursan su último año, a pesar de que el paso a la zona está prohibida.

Según el relato de los testigos, Monfries intentaba sacar una historia para su Instagram cuando resbaló al no ver un rellano que había en la escalera, cayendo 30 pies de altura; poco tiempo después llegaron al lugar los servicios de emergencia para trasladar a a chica a un hospital, donde perdió la vida.

Por su parte, la Universidad de Fordham envió un comunicado a la comunidad estudiantil para expresar su pésame:
“No hay palabras suficientes para describir la pérdida de alguien tan joven y lleno de promesas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here