Un hombre lleno de músculos que mide 1.93 nunca pasará desapercibido y este es el caso del actor Jason Momoa reconocido por su icónico papel en Game of Thrones como Khal Drogo.

Podemos asegurar que Momoa es un ícono de la masculinidad moderna, lanzando hachas, tomando grandes tarros de cerveza que le chorreaban por su ahora inexistente barba.

Así es, Jason Momoa se afeitó su colosal barba y esta decisión no fue por cuestiones estéticas o un simple cambio de de look lo que el actor buscaba con esta acción es provocar un cambio en nosotros como sociedad respecto a la contaminación de nuestros ecosistemas.

Momoa compartió un video donde se encuentra en una área muy contaminada y es donde empieza a hablar del futuro de la naturaleza mientras se quita la barba y se despide de los personajes que ha llegado a representar cuando tenía su barba invitándonos a reciclar para cambiar el futuro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here